Una de las cuestiones que más curiosidad despierta es conocer los sueldos de los influencers, la mayoría creen que ganan mucho dinero por hablar de ciertas marcas, cuando en realidad, muchos lo hacen por otro tipo de motivos fuera de lo estrictamente económico.

Sea cual sea el motivo, todos estamos de acuerdo en que los influencers consiguen cumplir el objetivo de promoción de las marcas, de hecho el 76% piensa que el papel de los influencers es estratégico para lanzamiento de producto. Por eso, cada vez son más los anunciantes que optan por retribuir a los influencers de diferentes maneras. Entre todas, destacan las recompensas con productos y las monetarias. Pero, ¿qué prefieren los influencers?

Según un estudio realizado por Augure, el 53% de los influencers esperan un incentivo económico . Aunque, a veces lo rechazan por una cuestión de responsabilidad con su audiencia. A fin de cuentas, sus followers confían en su criterio para tomar ciertas decisiones y puede parecer que al ser pagado su opinión está distorsionada.

Aún así, la mayoría prefiere el dinero, aunque son muchos también que optan por otro tipo de recompensas, según el estudio mencionado anteriormente llevado a cabo en 32 países, alrededor del 20% de los encuestados esperaba realizar una prueba del producto promocionado. Es lógico que para hablar sobre ciertos productos o servicios, primero haya que probarlos. Si hay algo que caracteriza a un influencer, es ser fiel siendo sincero con las opiniones que comparte con su audiencia, por lo que esto puede ser un arma de doble filo. En el caso de que el producto les guste, lo harán saber a su followers; pero en el caso de que no, también, y eso puede jugar en contra de cualquier marca.

Pese a lo que ellos prefieran, la realidad es bastante diferente en nuestro país. Si lo comparamos con otros países como Estados Unidos, donde pagar a los influencers es una práctica muy extendida, el 51% de los anunciantes nunca paga en España.

Una de las principales razones, es que el marketing de influencers aún está despegando en Europa, mientras que en Estados Unidos lleva más tiempo implementado, está profesionalizado y existe una regulación por parte de las instituciones.

Solo hay algo en lo que ambos continentes coinciden, es que los influencers no buscan solo ser retribuidos cuando colaboran con marcas. Es importante saber cuáles son sus intereses y motivaciones, para entender si encajan o no con los de la marca. Pero lo que hay que tener claro, es que más allá de cualquier tipo de remuneración ,buscan aumentar su visibilidad y crear comunidad, no hacerse ricos a costa de sus seguidores.