Todos conocemos a personas que son buena o mala influencia en nuestro día a día. Personas que nos dicen de ir a comer un donuts cuando estamos intentando comer sano o aquel que coge tu teléfono para escribir a alguien que no deberías. Además de aquellas personas que sigues en Instagram y que pueden llegar a hacer un desfalco en tu tarjeta de crédito.

Mala influencia

¿Por lo tanto, qué es la influencia? Terry Bacon dijo en su libro ” Elements of Influence: The Art of Getting Others to Follow Your Lead“, que la influencia  es la acción de de afectar en el pensamiento de la gente, en sus decisiones, y comportamiento.

La semana pasada, alguien en la oficina nos dijo que ella compró un producto de belleza para alisar el pelo sin la necesidad de la de plancha, el efecto es duradero. ¿Sabes por cuánto tiempo ha ahorrado ella las mañanas en ponerse mona? Días después, algunos de nosotros compramos el producto. Esto es el poder del boca a boca. Ahora intenta trasladar esto a un nivel más alto en la toma de decisiones del consumidor y… Voilá !

El boca a boca no es ninguna novedad, siempre hemos recomendado productos o servicios que hemos probado o nos han gustado.  Sin embargo, hoy en día se ha convertido en una tendencia de marketing muy poderosa que se basa en el poder de la recomendación. El boca a boca provoca más decisiones de compra que una campaña publicitaria tradicional. Si hablamos de números está alrededor del 92 % según Word of Mouth Association  y Nielsen Study.

El boca a boca ha crecido gracias a redes sociales y  medios de comunicación, blogs, Facebook, Instagram, Gorjeo, YouTube, Tumblr, Snapchat… Las personas que influye a través de estos medios sociales son denominados influencers.

Marketing realizado por valor de boca

Como clientes cada vez somos menos ingenuos en creer los anuncios de TV, carteles, y sitios web. Las gracias al poder de Internet buscamos actualmente buscamos opiniones de la gente que pensamos que es fiable. Esto nos hace ser muy meticulosos a la hora de realizar una compra.

La clave aquí es la confianza. En un mundo donde la información abunda, debemos ser cuidadosos en quien confiamos, porque cuando esta confianza desaparece es muy difícil recuperarla. Actualmente los usuarios tenemos numerosos instrumentos para investigar a la hora de comprar. El boca a boca puede ser utilizado por cualquiera sin ser un influencer, aun así esta técnica es utilizada por los influencers como proceso para entregar su mensaje a su audiencia.

¿Y si lo aplicamos al marketing?

Ashley Graham, supermodelo de tallas grandes, ha traído la conciencia a las principales marcas en 2016. Gracias a su discurso hacia los cuerpos reales y a la belleza verdadera, su influencia creció de manera exponencial. Sus perfiles sociales, como instagram, lo dicen todo.

Ashley es una influencer, esto quiere decir que llega a conseguir que más personas exploren incluso compren a las marcas que ella representa en las redes sociales Para información más detallada consulta nuestro post sobre “Top 5 campañas de Influencer marketing ”

Considerando estos puntos, vamos a ver algunas cifras para entender mejor el poder de los influencers.

  • El influencer marketing arranca el proceso de adquisición de clientes, según el estudio Tomoson más reciente. Además el estudio revela que un dólar gastado en marketing de influencers traerá un retorno de la inversión por seis. ¿No está mal no?
  • ¿Has verificado las tendencias de Google sobre el marketing de influencer? Que no te pille por sorpresa en 2017.
  • Ahora, piensa en ese 92% de boca a boca trasladado a influencers o embajadores de marca… un mundo de posibilidades. Esta tendencia también ha sido destacada por McKinsey & Co.
  • Este poder se basa no únicamente en el prescriptor, también en como su audiencia cree en cambiar su comportamiento hacia preferencias adquisitivas y decisiones de compra. Nunca olvides que esta audiencia sostiene el boca a boca.

La confianza en medios de comunicación sociales puede ser rota en un abrir y cerrar de ojos. Al final, independientemente de quien es el prescriptor la confianza hacia lo que tenemos delante aumenta. Tal vez esta sea razón por la cual nuestra búsqueda por un contenido sin filtros y más real nos lleve a seguir a los micro influencers.