El contenido es una de las partes más importantes de una campaña de marketing de influencers. Es lo que atrae a la audiencia y lo que puede hacer que sea un éxito o un complete desastre, por ello hay que prestarle mucha atención, desarrollar una estrategia adecuada y tomar la decisión de cómo queremos que se cree ese contenido.

El eterno debate

Los anunciantes quieren que los influencers publiquen el contenido que su equipo de creativos cree que es más adecuado para la audiencia y que va a transmitir mejor su mensaje. Pero los influencers son los que mejor conocen a su público, saben exactamente lo que les gusta y lo que no, saben qué es lo que mejor funciona y tienen su propio estilo para comunicar.

Entonces ¿quién de dos los debe redactar los contenidos si los dos quieren hacerlo y creen que lo puede hacer mejor que el otro?

En kasitoko creemos que la clave está en no tener que elegir ¿Por qué no hacer una fórmula mixta que satisfaga las necesidades de los dos, que sirva para que los dos se sientan cómodos y que al final quien salga ganando sean los seguidores que más tarde van a leer, escuchar o ver ese contenido?

La cocreación te lleva al éxito

Si cada uno de los agentes que intervienen en una campaña de marketing de influencers pone lo mejor de sí mismo en ella, el éxito está asegurado, por ello en kasitoko apostamos por la co-creación de contenidos. Las campañas en las que es el influencer el que crea el contenido son un 80% más efectivas que las que se limitan a publicar un mensaje estándar creado por la marca y que se publica de igual manera en los perfiles de todos los influencers que participan en una campaña independientemente de su estilo, de lo que suelen publicar y de su tipo de audiencia.

¿Cómo co-crear correctamente?

La agencia/anunciante lo primero que tiene que tener muy claro es exactamente qué quiere transmitir con esa campaña, definir muy bien las características del producto o servicio que quiere promocionar, y definirlo en un exhaustivo brief. Si el brief es bueno, y resuelve todas las dudas que le pueden surgir al influencer sin necesidad de que tenga que preguntar, va a hacer que cree el contenido bien a la primera, sin tener que caer en el bucle de pedir cambios, cambiar contenido, volver a pedir cambios etc. que solo sirve para desgastar la relación entre el influencer y el anunciante y para perder el tiempo de todos los agentes implicados.

El influencer tiene por su parte tiene que leer muy bien los requerimientos que le está solicitando el anunciante y dejar volar su imaginación para crear un contenido que le guste a su audiencia, pero siempre teniendo los pies en el suelo y no olvidando lo que es realmente importante para el anunciante.

Para gestionar esta relación kasitoko permite a las networks enviar una propuesta de campaña a sus influencers con un brief muy completo que incluye la posibilidad de que incluyan elementos obligatorios como hashtags, menciones, url’s, vídeos de youtube o imágenes.

Además gracias a un sistema de moderación de contenidos, el anunciante puede decidir si el contenido creado por los influencers le gusta o no, así como pedir que lo modifiquen en el caso de que haya habido un fallo de comunicación y no haya entendido bien qué es lo que tenía que hacer exactamente.

Así que por resumir, al final, lo mejor para que un contenido funcione es que todos estén cómodos con él, tanto el influencer que lo va a publicar y que quiere que le guste a su audiencia,  como el anunciante que quiere transmitir sus valores de marca y llamar la atención de esa audiencia de una manera positiva que consiga que los KPI’s de la campaña se cumplan y la campaña sea lo más efectiva posible.